50 años de la visita de los astronautas del Apolo 12 a Maspalomas

Apolo 12 (izq. a dcha): Charles “Pete” Conrad Jr, Richard F. Gordon Jr. y Alan L.Bean. Foto NASA.

Como hicieran los astronautas del Apolo 11 y sus esposas cuatro meses antes, los tripulantes del 12 emprendieron el viaje de buena voluntad por varios países. En esta ocasión, los ilustres viajeron irían a aquellos lugares que no pudieron ser visitados por Armstrong, Aldrin y Collins en la primera gira, después de su misión lunar.

Recordamos que la tripulación del Apolo 12 estaba formada por el tercer hombre en pisar la Luna; el comandante Charles “Pete” Conrad, el cuarto hombre en hacerlo; Alan Bean y el piloto del módulo de mando (que se quedaba orbitando la Luna) Richard Gordon. Los acompañaban sus respectivas esposas: Jane Conrad, Sue Bean y Barbara Gordon.

Portada del Eco de Canarias del 21 febrero 1970 anunciando la llegada de los tripulantes del Apolo 12 el día anterior a Gran Canaria.

Dada la buena acogida con la que se recibieron a los primeros hombres que pisaron la Luna en Gran Canaria, en octubre de 1969, la NASA decidió que también los tripulantes del Apolo 12 disfrutarían de un fin de semana de descanso en Maspalomas, después de visitar una serie de países en Hispanoamérica y antes de abordar las visitas a los países europeos. Se trataba, por tanto, de una visita no oficial.

De este modo, el viernes 20 de febrero de 1970, a las 23:20h el avión Boeing 707 del presidente de los Estados Unidos aterrizó, procedente de Panamá, en el aeropuerto grancanario de Gando con los famosos pasajeros. Una hora antes del aterrizaje se recibió un telegrama, procedente del avión, en el hotel donde se iban a hospedar. En ese telegrama se comunicaba que un astronauta (sin especificar quién) sufría un fuerte dolor de muelas y se solicitaba que se gestionara la visita a un dentista para el día siguiente.

Hotel Maspalomas Oasis durante la visita de los astronautas del Apolo 12 (Febrero 1970).

Después de bajar del avión tuvo lugar una pequeña rueda de prensa y al terminar pusieron rumbo al ya mítico hotel Maspalomas Oasis. Para Charles Conrad era su segunda visita a Gran Canaria pues ya estuvo allí en septiembre de 1965 con su compañero Gordon Cooper de la misión Géminis 5.

Al día siguiente ocurrió algo impensable por lo poco probable que es; Maspalomas amaneció sin sol y con una ligera llovizna. El plan inicial de coger un barco y salir a navegar tuvo que ser cancelado. Conrad aprovechó para ir a jugar al golf y comer en el campo, Gordon se quedó en la habitación descansando y Alan Bean aprovechó para visitar el Centro Helioterápico Canario, que el italiano Eduardo Filiputti había montado allí. Por cierto, este centro se encontraba justo al norte de la charca de Maspalomas y ya no existe.  En aquellas instalaciones se ofrecían baños de arena caliente, entre otras cosas, para aliviar enfermedades. Las esposas de los astronautas se fueron a la peluquería del hotel y a hacer unas compras. Salvo una de ellas que se fue a la ciudad de Las Palmas…

Postal del Centro Helioterápico Canario de Maspalomas. Autor desconocido.

Y es que Sue Bean tenía cita con el dentista Alejandro Ramírez, en su consulta de la capital grancanaria. Despejando así la duda sobre quién necesitaba tratamiendo odontológico. La esposa del cuarto hombre en pisar la Luna tuvo que esperar su turno en la sala de espera de la consulta. Allí un periodista del Eco de Canarias, Pedro González Sosa, aprovechó para entrevistarla en exclusiva.

Para terminar el día se había preparado una gran cena homenaje a los tres astronautas y sus esposas en el hotel, tal y como había sucedido unos meses antes con Armstrong, Aldrin y Collins. En la fiesta posterior, amenizada por el folclore canario del grupo Roque Nublo, se bailó y se cantó. También se les homenajeó, entregándoles el Can de plata insular además de obsequiarles con unos cuchillos labrados, unos timples y unos puros canarios. A sus esposas se les regaló unas típicas mantelerías.

Conrad recibiendo el Can de plata insular, a la izquierda Gordon y Bean (de espaldas). Autor desconocido.

El domingo 22 continuó siendo un día de mal tiempo por lo que tampoco pudieron salir a navegar. Conrad aprovechó de nuevo para ir a jugar al golf, aunque esta vez se le unió su compañero Gordon y Alan Bean también repitió el plan del día anterior y volvió al centro helioterápico. Todo el mundo se retiró pronto a descansar después de una cena íntima.

Segundo día de golf en Maspalomas. Sentado a la izquierda Charles Conrad y en el medio Richard Gordon. Autor: desconocido.

Al día siguiente, el de su partida, amaneció con sol. Su vuelo a Lisboa estaba previsto que partiera de Gando a las 10:20h de la mañana, pero unos minutos antes de embarcar, los tres astronautas concedieron una pequeña rueda de prensa en el aeropuerto. Allí solo estaban los periodistas de Televisión Española, Radio Nacional de España y el Eco de Canarias. Parece ser que los otros medios locales canarios que no llegaron a tiempo para cubrir la rueda de prensa (Diario de Las Palmas y La Provincia) se “picaron”, como demuestra la crónica que se puede leer en el Eco de Canarias del día 25 de febrero… Cosas de periodistas.

De esa rueda de prensa me quedo con la respuesta de Pete Conrad cuando uno de los periodistas le preguntó si querría ser el primer astronauta en pisar Marte:

No me gustaría estar volando por el espacio, dentro de un “cascarón de nuez”, durante 600 días en que está calculado tardar para llegar el primero a Marte.

Que yo sepa, ningún otro astronauta del Programa Apolo volvió después por Gran Canaria por causa de otra gira mundial de buena voluntad.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

5 1 vote
¡Puntúa este artículo!

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso.