Mi visita a la exposición “De Maspalomas a la Luna” (1 de 4)

Ha pasado una semana desde que regresé a la península desde Gran Canaria. Fueron cuatro días muy intensos, productivos y, sobre todo, inolvidables. Tanto por todas las actividades y visitas en las que participé, como por las personas que conocí. Debido a esta intensidad y productividad, voy a escribir varios artículos para compartir las vivencias y aprendizajes que adquirí.

Exposición “De Maspalomas a la Luna” (sala principal). Fotografía: Laura Morales.

El primero de esos artículos es este mismo. En él hablaré sobre la exposición que relata, espléndidamente, la participación canaria en la carrera espacial y los eventos que tuvieron lugar relacionados con su inauguración. En otro artículo tengo previsto comentar mis primeros “pinitos” en arqueología espacial y lo que descubrí cuando visité las tres parcelas en donde se ubicaban las naves y las antenas de la primitiva Estación Mercury (CYI) a principios de los años 60. Un artículo aparte irá dedicado a mi visita a la mítica Estación Apolo de Montaña Blanca, hoy conocida como Centro Espacial de Canarias, y a la conferencia que impartí antes, junto con el gran Valeriano Claros. Finalmente, en el último artículo de esta serie, comentaré mis visitas a las estaciones de Telefónica (Maspalomas y Agüimes) que dieron soporte a la Estación Apolo de NASA durante las misiones Apolo.

LA EXPOSICIÓN

Aterricé en Gran Canaria el jueves 28 de noviembre a primera hora. Prácticamente después de salir con el coche de alquiler en dirección a Maspalomas en donde se presentaba la exposición a los medios locales de comunicación, me llamó Mercy García, de Radio Dunas, para hacerme una pequeña entrevista telefónica que comparto aquí: podcast ivoox.

Entrada a la exposición “De Maspalomas a la Luna”.

Y llegamos a la exposición. El lugar escogido para exhibirla es todo un acierto. Estamos hablando del Faro de Maspalomas. Un lugar realmente emblemático y conocido. Referencia del lugar desde su construcción a finales del siglo XIX. La sala principal se encuentra en el primer piso, pero nada más acceder al edificio desde la calle, se entra en un patio en donde te recibe una fotografía enorme de los tres famosos astronautas del Apolo 11 cuando visitaron Maspalomas hace cincuenta años.

La exposición cuenta con dos salas, la principal, como digo, y una secundaria en donde se puede ver el video de 15 minutos cedido por Fundación Telefónica que se produjo con motivo de la exposición “De Madrid a la Luna”.

Exposición “De Maspalomas a la Luna”. Izq: Teletipo. Dcha: Reloj atómico.

Pero volvamos a la sala principal, en donde se pueden admirar una serie de paneles, con fotografías y textos explicativos (en español e inglés), una serie de videos y unas vitrinas con objetos varios (manuales originales de NASA, libros, diplomas, revistas, medallas e incluso una pequeñísima roca lunar). Entre los objetos que quizás más llamen la atención, se puede ver una maqueta cedida por el INTA de la nave Géminis, un teletipo original de la época de la Estación Apolo y un rack o bastidor, también de esa época, que controlada el reloj atómico (necesario para mantener la estabilidad y continuidad de la escala de tiempo durante las misiones espaciales). Tampoco podían faltar unas cuantas fotografías firmadas y dedicadas por los famosos astronautas del Apolo 11.

Exposición “De Maspalomas a la Luna”. Maqueta cedida por el INTA de la nave Géminis.

Aunque ya lo resalté en el anterior artículo, la comisaria de la exposición la ha planteado desde un punto de vista transversal, es decir, no solo se cuentan los hechos históricos que ocurrieron sino también se revelan las implicaciones indirectas que supuso, para los habitantes y trabajadores de la zona, el establecimiento a principio de los años 60, de una estación de seguimiento espacial norteamericana. Es fácil adivinar el choque cultural que ocurrió.

Panel de la exposición “De Maspalomas a la Luna”. Fotografía: Laura Morales.

Llegados a este punto, y una vez vista la exposición con mis propios ojos, he de decir que la comisaria, Laura Morales, ha realizado una excelente labor, tanto en descifrar y exponer la historia ocurrida de forma rigurosa, como en la documentación de esta. Me imagino, viendo los objetos expuestos, cómo ha debido de ser el trabajo para gestionarlos y adquirirlos. Enhorabuena Laura, y muchas felicidades una vez más.

Exposición “De Maspalomas a la Luna”: Presentación a los medios. De izq. a dcha: Laura Morales (Comisaria), Valeriano Claros, Concepción Narváez (Alcaldesa), Elena Espino (Concejala), Enrique Teruel. www.maspalomas.com

Aquella mañana estuvimos presentes, para explicar a los medios de comunicación la importancia de esta exposición, la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, señora Concepción Narváez, la concejala de cultura, señora Elena Espino, la comisaria de la exposición, Valeriano Claros y yo mismo. Una vez atendidos a los medios, por cierto, muchos y muy interesados en el tema según pude comprobar, se terminó el acto de presentación. Pero el día no terminó ahí. Aún nos quedaba el acto oficial de inauguración que ocurriría por la tarde, durante el atardecer y en la calle, bajo los pies del Faro.

EL ACTO OFICIAL DE INAUGURACIÓN

Mientras corría una agradable brisa marina, la periodista Eva Marrero empezó a presentar el acto desde un sencillo atril y con una pantalla detrás que proyectaba muchas de las imágenes que están expuestas en la exhibición. El primer invitado en tomar la palabra fue el también periodista Don Ángel Tristán Pimienta, un lugareño conocido, que vivió y narró lo sucedido en Maspalomas durante aquella época de los inicios de la conquista espacial. Con humor e improvisación, el señor Tristán nos regaló unas cuantas anécdotas de aquellos tiempos.  Durante su discurso, se hizo referencia al artículo que escribió sobre la estación de NASA en Maspalomas publicado en el número 636 (15 de diciembre de 1968) de la Gaceta Ilustrada.

Intervención de Don Ángel Tristán en la inauguración oficial de la exposición “De Maspalomas a la Luna”.

Cuando terminó el turno de Don Ángel, subió al escenario Valeriano Claros. Valeriano estuvo en la Estación de NASA durante todos los vuelos que tocaron la superficie lunar hasta el cierre de esa estación en 1975. En su intervención pudimos escuchar cómo fue vivir y trabajar en aquel lugar tan destacado de la historia de la humanidad. Y cómo permaneció en la estación, al término de su turno, para poder ver en directo las imágenes de Armstrong y Aldrin en la Luna a través de la antena USB de 9 metros de diámetro y de la red NASCOM. Un auténtico lujo.

Intervención de Valeriano Claros en la inauguración oficial de la exposición “De Maspalomas a la Luna”.

Una vez terminada la alocución de Valeriano, la concejala de cultura Elena Espino, tomó la palabra y agradeció a Ángel Tristán y a Valeriano sus palabras. Entregando, a este último, un presente como reconocimiento y agradecimiento por la labor realizada al frente de la Estación Apolo de NASA en Maspalomas.  Al terminar el discurso de la concejala, la banda de música “Maspalomas Sol y Arena” subió al escenario y amenizó el lugar con unas cuantas melodías.

Homenaje a Valeriano Claros en la inauguración oficial de la exposición “De Maspalomas a la Luna”.

Posteriormente, y ya para finalizar los actos de ese día, se procedió a dar por inaugurada oficialmente la exposición, invitándose a todos los presentes que así lo quisieran a acceder al edificio del Faro para contemplarla y admirarla. Allí pude saludar, entre otras personas, a Don Ángel Tristán.

EL HOTEL RIU PALACE OASIS

Después de visitar de nuevo la exposición brevemente, Valeriano, su esposa Carmen y yo, nos retiramos al Hotel Riu Palace Oasis, el famoso Hotel Maspalomas Oasis en donde se hospedaron los astronautas del Apolo 11 y 12, a disfrutar de una exquisita cena. Aprovecho ahora el momento para resaltar la maravillosa reforma que ha sufrido recientemente el hotel y su excelente trato hacia nosotros. Sin duda, recomiendo a todo el mundo que vaya y disfrute unos días de esas magníficas instalaciones con unos excelentes profesionales. Yo desde luego volveré. Tampoco me puedo olvidar de mencionar, y agradecer, a Ángeles y Nieves, de la empresa IMACO 89, por su magnífico trabajo organizando todos los actos y haciéndonoslo muy fácil a los invitados.

Hotel Maspalomas Oasis. Visita de los astronautas del Apolo 12 (Febrero 1970).

Se terminaba aquí la jornada por todo lo alto. Sin embargo, en el artículo no he narrado todo lo que viví aquel día. Me faltó contaros lo que pasó entre la presentación de la exposición a la prensa y la inauguración oficial. Pero eso lo dejaré para el siguiente artículo. No os lo perdáis porque seguro que os gustará.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
0 0 vote
¡Puntúa este artículo!

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso.