Falleció Al Worden, piloto del módulo de mando del Apolo 15

La NASA recuerda a Alfred Worden (1932 – 2020).

Entre la lista de artículos pendientes para publicar, en estos días del maldito coronavirus, tenía el obituario de Al Worden, piloto del Endeavour, el módulo de mando de la misión Apolo 15 ocurrida en el año 1971. El coronel Worden falleció en Texas el pasado 18 de marzo a la edad de 88 años y, aunque no logró pisar la Luna, si consiguió orbitarla (y hacer un montón de fotografías) mientras sus otros dos compañeros de misión, David Scott y James Irwin, correteaban por ella encima de un Rover lunar por primera vez. En total Alfred Worden pasó en el espacio 295 horas.

Tripulación del Apolo 15 (izq. a dcha: Irwin, Scott y Worden).
Tripulación del Apolo 15 (izq. a dcha: Irwin, Scott y Worden).

Sin embargo, Worden hizo una proeza única durante ese vuelo; la de realizar un paseo espacial en el trayecto de vuelta de la Luna a la Tierra. Fue el primer ser humano en hacer algo así en medio del espacio profundo. Y tuvo que hacerlo para recoger unos rollos de fotografías de unas cámaras que se instalaron en el módulo de servicio (SM). Como esa parte de la nave Apolo se desechaba antes de la reentrada en la atmósfera terrestre, la única manera de cogerlas era salir del módulo de mando e ir a por ellas.

Paseo espacial de Al Worden en el Apolo 15 (Foto: S71-43202)

Al siempre estuvo orgulloso de todas las fotografías que tomó, como relató en la revista Smithsonian del año 2011 . Especialmente de las que pudo hacer de los pequeños objetos que se encuentran “quietos” en los puntos de Lagrange entre la Tierra y la Luna. Esos objetos forman una especie de nube de polvo, que no se pueden observar fácilmente desde la Tierra, pero que Worden consiguió fotografiar.

Al Worden después de volver de (orbitar) la Luna con el Apolo 15.
Al Worden después de volver de (orbitar) la Luna con el Apolo 15.

Como nos contó Antoni Rigo en su día en MrGorsky, el regreso del Apolo 15 a la Tierra pudo haber terminado en catástrofe al no desplegarse uno de los tres paracaídas que se utilizaban para frenar al módulo de mando antes de impactar en el océano. Afortunadamente la misión acabó bien, aunque no del todo, ya que, como nos contaba también Toni Rigo en su artículo, hubo un incidente con unos sobres que los tres astronautas llevaron a la Luna sin permiso de NASA. Aquello enfadó mucho a unas cuantas personas que no debes enfadar si quieres volver a volar al espacio y el resultado de todo ello fue que aquellos tres hombres terminaron su carrera como astronautas. No obstante, en 2009, la NASA concedió a Worden el premio “Ambassador of Exploration” que también contamos en el blog.

Portada de las memorias de Al Worden (“Falling to Earth”. 2011).

Si alguien quiere conocer más detalles de la vida de Worden, puede leer las memorias que publicó en 2011 tituladas “Falling to Earth” (Caída a la Tierra) en donde cuenta su versión, entre otras cosas, de lo qué pasó con los dichosos sobres del Apolo 15.

Se ha ido otro de los míticos astronautas del Apolo y para recordarle os ponemos un último video en el podemos verle contar una broma que le quisieron gastar pero que, con astucia, pudo darle la vuelta para ser él quien consiguiera ser el que riera el último.

Al Worden nos cuenta que quien ríe el último, ríe mejor.

DEP and God speed Al Worden!

ANOTACIONES RELACIONADAS:
0 0 vote
¡Puntúa este artículo!
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso.