El último vuelo del Challenger (Netflix)

El último vuelo del Challenger es una serie documental de 4 episodios que se puede ver actualmente en Netflix.

Para aquel que no lo sepa, el Challenger (STS-51L) era un transbordador espacial norteamericano que se desintegró el 28 de enero de 1986 a los pocos minutos después del lanzamiento desde Cabo Cañaveral. Yo tenía diez años cuando ocurrió aquel triste accidente, pero si recuerdo haber visto el lanzamiento (y la explosión) y que me causó una profunda impresión.

Explosión del Challenger

Como se determinó posteriormente en la comisión que se formó para investigar el accidente (Comisión Rogers), una de las juntas tóricas que sellaban las uniones entre las distintas partes que formaban los dos cohetes laterales blancos de combustible sólido (SRB en sus siglas en inglés), falló porque las bajas temperaturas afectaban a su correcto funcionamiento. Algo que en Florida no era muy habitual que pasara pero que, desgraciadamente, ocurrió durante los días previos al lanzamiento.

En la serie se ven multitud de testimonios de familiares directos de los siete astronautas fallecidos. Por cierto, fue la primera vez, desde que comenzaran los vuelos espaciales tripulados norteamericanos, que se perdió a toda una tripulación durante una misión real en curso. A parte de los familiares, también hay testimonios de personal de la NASA (incluidos algunos astronautas), de periodistas, de miembros de la comisión investigadora y de la empresa contratista de los SRB Morton Thiokol.

Penacho sobre el SRB derecho a los T + 58,778 segundos

Está claro que hubo fallos en el diseño, pero lo más determinante fue el fallo humano en la toma de decisiones. El problema con las juntas tóricas se conocía de antemano, pero la actitud humana hizo que se obviara el riesgo con el fin de no detener el programa espacial tripulado norteamericano.

Aquello costó la vida a siete personas. Una de las cuales, Christa McAuliffe, iba a convertirse en la primera profesora en volar al espacio bajo el programa de la NASA llamado Teacher in Space Project. Este programa se hizo muy popular en Estados Unidos e hizo que multitud de espectadores, una gran mayoría niños y adolescentes, se colocaran delante de sus televisores para presenciar el fatídico lanzamiento.

Tripulación del STS-51-L: (fila delantera) Michael J. Smith, Francis Scobee, Ronald McNair; (fila trasera) Ellison Onizuka, Christa McAuliffe, Gregory Jarvis, Judith Resnik.

Como siempre me gusta comentar referencias al Programa Apolo, he de decir que en la serie hay pocas. Sólo se ven imágenes de John Young (Apolo 10 y 16) cuando voló en el primer vuelo del Columbia (STS-1) y unas brevísimas declaraciones de Deke Slayton (ASTP) sobre las posibles causas del accidente del Challenger.

La serie me ha recordado que hace unos años vi una película sobre la comisión que se formó sobre el accidente en la que se recalcaba el papel fundamental que tuvo el famoso físico Richard Feynman interpretado por William Hurt. El telefilm, de 2013, se titulaba “The Challenger” y realmente no se por qué no escribí una reseña en el blog.

Richard Feynman experimentando con una junta en la comisión Rogers. Foto: www.feynman.com.

Evidentemente todo aquel al que le guste mínimamente la exploración espacial tripulada debería ver esta serie documental. Al que le guste la historia sin más pues también. Personalmente no me ha descubierto gran cosa, salvo los detalles ocurridos en el contratista Morton Thiokol. Y, aunque hay momentos emotivos, tampoco se está con la lagrimita permanente a punto de caer del ojo.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
5 1 vote
¡Puntúa este artículo!
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso.