El vasco que humilló a los ingleses

Sus compañeros de la Real Armada lo llamaban Medio hombre, por lo que quedaba de él; pero los cojones siempre los tuvo intactos y en su sitio. Como los del caballo de Espartero.

– Arturo Pérez-Reverte sobre Blas de Lezo en Patente de Corso.

0 0 vote
¡Puntúa este artículo!
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
View all comments
General Espartero
10 años atrás

Y los de su dueño, no lo olvidemos.

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Si sigues navegando estarás aceptando su uso.